Entre Él, mis tennis y yo


running aloneEste diálogo sucede cuando termino un fondo de 20 o 25 kms. No importa la distancia en realidad, pero siempre está Él muy presente al final del entrenamiento. Yo paro el Garmin, me detengo y así me comienza a hablar. Así hablamos.

  • ¡¡Hey…. Campeonaaaaaa!
  • …. !
  • ¡Estirá, estirá…!
  • … !
  • Estirá bien, tomá agua… ¡viste que lindo que estuvo!
  • ….LINDÍSIMO…
  • Yo sé que estaba haciendo calor, pero ¿te has dado cuenta de que cuando hace más calor en lugar de cansarte te apurás?
  • Claro, porque quiero pasar menos rato al sol…
  • …me hace gracia eso! Bueno y qué montón de agua te dieron.
  • ¡Mis amigos sí son carga!
  • Sí, son muy buenas personas.
  • ¿Por qué yo no corría antes?
  • ¡Ah y por qué se lo voy a contestar yo!
  • Porque Usted lo sabe todo.
  • ¡Piernas has tenido siempre! Te lo pregunto yo, mejor.
  • No se vale.
  • Sí se vale, Yo mando.
  • Jaaajajajaja
  • ¡Bandida!
  • Diay no, no se me ocurrió. De haber sabido en serio comienzo antes.
  • Lo que pasa es que ahora tenés muchas condiciones que yo creo que antes te hubieran hecho falta. Como el grupo, por ejemplo. O la motivación. A como eras vos antes no le hubieras hablado a nadie.
  • ¡Heeeeey no sea concho!
  • Por qué se enoja, si es cierto.
  • Heeeeeey
  • Jaajaja!
  • Dígame una cosa.
  • Dos.
  • Es que me pasó algo muy curioso. Usted sabe que hace mucho no voy a Misa, verdad…
  • Ufff. He notado.
  • Bueno, pero sí hablamos todos los días.
  • Sí, me tenés mareado. Pero una cosa es distinta de la otra.
  • Sí,… bueno, la cosa es que me invitaron a ir a una noche de alabanza de una congregación de otra religión.
  • Ah muy lindo ahí. Yo sé dónde es.
  • ¡Verdad que sí! Bueno yo fui el lunes, porque me invitaron… ¡para qué le cuento si usted sabe!
  • Contá, a mí me gusta oírte.
  • … la cosa es que yo fui y entonces me pareció que yo no vivía lo que todos sintieron.
  • Es que no se trata de que sea igual, ¡acaso es un partido de futbol!
  • Claro, lo que pasa es que sí me gustó mucho, y observé todo, y sentí muchas cosas con la música… que…
  • …que qué?
  • Le digo pero no se enoje.
  • No le prometo nada.
  • Bueno, trate de no enojarse: yo creo que lo que ellos sintieron con la música, que era absolutamente maravillosa y con un mensaje muy fuerte, …eso siento yo cuando corro.
  • Ajá. Sí, ya te entiendo.
  • Porque la música va in crescendo, y la gente se emociona y entra como…
  • …como en un trance
  • …eso! Sí, y por supuesto es otra música, la letra es de alabanza, pero lo que ellos sienten, lo que yo vi en las caras de ellos es como me siento yo cuando corro… ¿muy rara?
  • Ay, dejá de decir eso tan feo. Yo no hago nada raro.
  • Es que digamos uno va corriendo, y ya como al ratico agarra velocidad de crucero, no piensa mucho en nada, y va muy metido en el pum pum pum pum de la música… y no piensa… ni siquiera piensa en que va moviendo las piernas. Pero siente una paz enorme.
  • Yo sé que vas contenta.
  • Es rarísimo.
  • Pero aparte del movimiento, eso te lo induce la música.
  • Yo sé, hay canciones que lo acentúan más, no sé si es la batería, la letra (¡que puede ser una letra que nada que ver con Usted!)
  • …es que la música es parte de todo esto. Se nota que no has ido a una ceremonia con música gospel.
  • Ah no, diay, fijo lloro.
  • Pues claro, es que entran en un estado de gozo, es una plenitud, la música crea un estado hermoso que te llega a lugares muy profundos de vos misma.
  • Ok, pero qué feo decir que uno se siente en contacto con Usted porque está “en trance”. Suena como a que está atontado.
  • Todas las religiones tienen sus mantras, cánticos, melodías, … y crean esa sensación de plenitud, te das cuenta cuando te sucede porque claro, luego de tanto enredo que andan en la cabeza todo el día, el sentir tanta paz con la música, o cantando, o corriendo, hace una diferencia enorme. Y ese es un momento bonito para que conversemos.
  • Bueno, yo sé que debería ir más a Misa, pero quiero que sepa una cosa.
  • (Jah, seguro ya la sé)
  • Pero yo se la quiero decir.
  • Mhm.
  • Hay momentos de correr que para mí son como ese gospel, y como la Misa, y yo estoy convencida de que Usted va conmigo, no sé qué es pero Usted hace algo y yo nada más me desplazo, sigo, y sigo…
  • Por supuesto que voy con vos. Por eso sé que vas contenta.
  • Y entre más largo es el recorrido, más siento eso… pero no se enoje conmigo.
  • ¡Pero por qué me voy a enojar!
  • ¡Que porque no voy a Misa!
  • ¡Entonces andá!
  • A mí me gustan más los momentos que solo son entre ud y yo. Las dos veces que terminé una maratón estuve sola en la meta, ¿a quién pude abrazar?… ¡solo a Usted!
  • Yo lo sé. Tranquila. Pero cuando querás ir a Misa, o al gospel o a lo que querás ir, andá… ¡es más, andá corriendo!
  • ¡Jajaa, qué vivo!

About these ads

Comments

  1. Que dicha que no soy el único, correr con Él es muy distinto, es sencillamente MARAVILLOSO…

  2. Stephanie Campos A. says:

    Jesús tiene las tenis puestas y corre conmigo. El no es una religión es una relación y es dem chiva poder tener eso con El…. sacarlo de las 4 paredes y empezar una amistad. Me gustó mucho como armaste la conversación, ya que así es como El quiere que nos acerquemos: como hijos y amigos! un abrazo y bendiciones. El tiene planes con vos :)

  3. Me encantó. Abrazo de colores y a seguir esa ruta del éxito en todos los sentidos.

  4. Muy hermoso… en ese kilometro cuando ya siento que se acaba todo y que no doy mas le pido nuevas fuerzas, y EL me las dá de forma integral…porque asi trabaja…me da fuerzas en mis piernas, en mi mente y en el corazón , en el momento preciso todo lo hace perfecto!!!!

  5. Yo lo veo en los rostros de los niños abandonados que visito cada domingo en el albergue y aún así voy a misa, simplemente para agradecerle sus muchas bendiciones, aunque muchos lo ven como una obligación…

  6. Me encanta como escribes….Soy una seguidora de este blog desde hace mucho….Hoy tengo muchos sentimientos porque tuve q abandonar mi preparación para mi primera marathon en Chicago por una lesión q me acaban de diagnosticar en la columna y q duro q te digan q ya no puedes hacer algo q tanto disfrutas ….Por un momento quise discutir con el pero inmediatamente reflexione q hay muchísimas personas q con cosas peores continúan adelante…….Gracias….Me encanto y me identifique miles…..

    • Marianella Cordero says:

      Huy. Esas lesiones y esas cancelaciones son muy difíciles y uno se enoja porque otros pueden y uno no. Pero al tiempo se cambia por algo mejor. Vamos a ver qué sorpresa te tiene en el camino. :)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 22,310 other followers

%d bloggers like this: