Lo voy a intentar


picstitchNo hay momento más extraño que éste, las horas previas a la maratón. Todas las dudas, todos los dolores, todos los amores se te juntan en un silencio abrumador, y te volvés a preguntar “qué hago aquí”. No hay pastas o gatorades que sean suficientes, se siente miedo de no haber comido, dormido lo suficiente. Pero el reloj sigue avanzando, y además, aquí vamos 8 horas adelante, así que se me aceleró la llegada de este rato sola, en silencio, alistando por cuarta vez mis cosas para correr.

El plan del profe es ambicioso. Del profe no, ¡mío! Tengo que sostener un pace hasta los 21 kms, y a partir de ahí, bajarlo. Volver a correr como en Roma, de menos a más. 21 kms a un pace constante y luego ir más rápido. Tengo un margen flexible, pero la idea es hacer 4 horas 15, más o menos. La idea es mejorar los 4. 34 de la vez pasada. Esto implica mucha concentración, implica creer que puedo, hacerlo, y si hay dolor, ignorarlo. Porque es posible, y lo voy a intentar.

El cuarto es un caos de barritas, botellas de agua, papeles, mapas. Ya me asomé a la ciudad que voy a conocer corriendo, y es hermosa. El clima está muy bueno, la salida es este domingo a las 8:30 am (12:30 am del domingo en CR). Me pierdo la segunda vuelta de las elecciones en mi país, pero cambio ese “salí a votar” por un “salí a correr”, y espero hacer un “Luis Guillermo”, es decir: comenzando despacio, a paso seguro, pero terminando rápido y cumpliendo el objetivo que parecía imposible.

Y repito el ritual: Gladiador, Spirit of the Marathon 1 y 2, oír mi playlist. Mañana el despertador sonará con La Marsellaise, y este susto y estas dudas, y esta lloradera la cambiaré por unas ganas enormes de conocer París corriendo. Sí, mañana voy a salir a dar una vuelta de 42 kms a París. ¡Y hay que hacerlo con actitud positiva!

Seré una de las 50 mil personas en la salida. Una de ese 21% de mujeres corriendo en París. Hay 138 países representados aquí, uno es el mío. 3 mil voluntarios, 250 mil espectadores… y si siento que no puedo, pensaré en el corredor de 86 años, el de más edad inscrito para la maratón. Si él lo va a intentar, yo también.

Aquí comienza el dopaje mental. ¡Aquí comienza la maratón!

 

 

 

About these ads

Comments

  1. eric porras says:

    que carga,hasya se me erizan los pelos de los brazos…..leyendo tus comentarios y quien no lo ha vivido,no lo podria entender…..yo no soy ni tansiquiera la sombra de lo que tu eres, pero se lo que se siente,esos temores,esas mariposas en la panza…..pero que carga,sigue asi y siempre triunfaras….te envio las vibras mas positivas desde CR,que Dios te acompane y que esas piernas tengan el coraje que tu tienes y te lleven y que les sobren fuerzas para cumplir tus metas…..que carga Nella.!!!!
    buena suerte….bendiciones.

  2. No hay un post suyo que no me emocioné,,gracias por compartir esta gran experiencia.. mucha suerte y disfruta esa ciudad tan bella….! que privilegio.

  3. La mente ea poderosa y es lo q motiva al cuerpo cuando ya no da para mas fuerza tu puedes has entrenado mucho para este momento y lo vas a lograr!!!!

  4. Aldo Arce Hernández says:

    hola
    estamos esperando el reporte de como te fue en paris,

    yo estoy para el 26 de abril en quepos , estoy trabajando duro pero llego hasta 28 km en 2 horas 42 minutos y ahi siento una barrera que no he podido romper bueno voy a intentar esos mis primeros 42 km

  5. Margarita Brenes says:

    Holas! como te fue? estamos esperando tus noticias!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 23,389 other followers

%d bloggers like this: