Destino: Atenas – cuando todo se ponga cuesta arriba…¡corré!


Cada vez escribo menos por aquí. ¡Y eso me entristece! Porque no significa que corra menos ni que piense menos en la maratón. Sencillamente las obligaciones se multiplican. Y el poco tiempo que es mío,… entre usarlo para correr o para escribir… bueno… he elegido usarlo para correr.

A menos de 5 meses de otra maratón, las decisiones de cara a Atenas ya están tomadas. El profe ya sabe de esta nueva meta. Ya vio la altimetría – y lo peor es que le gustó, jaja -. Comienza la parte que es difícil: entrenar.

El mes pasado comencé a escribir en un calendario cuánto y cuándo corría. Si iba al gimnasio, o si iba a nadar. Al final de mayo, hice la suma final, y no me gustó. Al ver el calendario completo en la pared, me di cuenta de cuánto pierdo con solo perderme un entrenamiento. Yo creí que iba “bastante” al gimnasio, pero qué va. 8 visitas en un mes no es nada.

Junio arrancó con el desafío de correr siempre que haya entrenamiento, ir al gimnasio siempre que haya tiempo, y sumar mucho más que los 118 km de Mayo. Con la aprobación del profe, lo logré la primera semana. Pero es súper cansado.

Aparte de que el cuerpo resiente el desgaste, que hay que recuperar con sueño y masaje, me veo al espejo del gimnasio y pienso: “otra vez aquí”. “Cuidado te aburrís”. Y sin embargo, luego de una semana de no dejarme vencer ni por la pereza ni por los pretextos de “no tener tiempo”, me doy cuenta de que entre más ejercicio hago, más energía tengo. Claro, ya el domingo dormí como una piedra. Pero el cambio es positivo y me siento satisfecha de ver bien tachados los primeros 6 días de Junio.

route_marathon_fullAtenas – adjunto mapa de la maratón – no es una maratón para hacer tiempos. Tampoco está llena de espectadores. Voy para absorber la esencia de la distancia. La historia detrás de la competencia. ¡Vamos hacia la cuna de la maratón… hacia la Bahía de Maratón!

Y digo vamos porque en este nuevo sueño, esta quinta carrera de 42 kms, se unió una persona a la que he tratado de convencer por todos los medios de no hacerla. Se trata de mi amigo Rubén, quien acaba de comenzar a correr. Nunca ha hecho una carrera de 10 kms. Pero un día, y según él, por mi culpa, decidió que si hacía una maratón, la hacía en Atenas.

Le dije: “¡Estás loco! Uno no elige una meta como esa de primera entrada. Primero tenés que entrenar mucho. Esto no es fácil. Así no son las cosas…”

Ya lo iba a regañar por aspirar a una meta tan ambiciosa, cuando vi en él a la Marianella que en 2010, sin haber corrido nunca más allá de La Sabana y alrededores, se antojó de hacer Maratón en Nueva York, por culpa de un minero.

…Y ¿quién soy yo para decirle a Rubén que no puede? Al estilo Chini, me mordí la lengua y le dije “por qué no lo intentás”.

La ilusión por la maratón va acompañada de un buen entrenamiento, pero también, de algo que para mí es indispensable, de un interés por todo lo que la rodea. En este caso la música, el idioma, la cultura griega. Comencé por regalarle a Rubén un librito de frases en griego, como el que yo tengo desde diciembre. Hace poco, con la loquera del mundial, nos compramos en un semáforo unas banderitas griegas. Y ya me mandé a comprar en Amazon dos películas muy distintas, pero igual de importantes para mí en este caso: Zorba el Griego (con Anthony Quinn) y My big fat greek wedding (Nia Vardalos). Sugerencias de música, libros, y más recursos para aprender sobre Grecia, serán bienvenidos.

Estos días, cuando hay tanto trabajo y llego agotada a la casa, me he dado cuenta de que antes, cuando estaba estresada y muy ocupada, no corría. Ahora, cuando estoy muy estresada y ocupada, con mucha más razón, corro. Y saben qué… ¡¡¡FUNCIONA!!!!

 

About these ads

Comments

  1. Yo leí en una revista de aguas abiertas, de como la gente que apenas se mete a aguas abiertas se fijan metas loquisimas, inclusive aquellas tan locas que gente experimentadas se les queda viendo como “Y este loco” pero que al final lo logran.
    Me parece excelente que lo haya motivado y que se haya visto reflejado en su amigo. No saber en lo que uno se mete es una buena manera de fijarse metas que parecen imposibles pero creo que no hay nada mejor que poder demostrarse a uno mismo que se pueden lograr, verdad? .

  2. Excelente Nela.. nada de aflojar.. ese espíritu competitivo suyo no puede decaer.
    Ir a la cuna, a la historia, al comienzo… es una motivación por si sola.. fijo vos y Rubén lo van a lograr.
    Salud por eso!

  3. Marcella Román López says:

    Shirley Valentine.

  4. Braulio Sanchez says:

    Usted me inspira a muchas cosas… algo así como a ser quien siempre he querido ser…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 22,840 other followers

%d bloggers like this: