Correr en Chepe Centro… ¡genial!


¿Se imaginan 60 personas corriendo por aquí?

Si uno va por el centro de San José y ve pasar a una persona corriendo a toda velocidad… lo que se imagina es que se trata de un asaltante o alguien que perdió el autobús.

Pues bien, el sábado pasado todos los que transitaban por el corazón de la capital seguramente quedaron intrigados al ver un grupo de sesenta personas corriendo en pleno bulevar de la Avenida Central, sorteando vendedores ambulantes, piropos pasados de tono y llegando hasta Cuesta de Moras, para bajar de nuevo a la Sabana.

Éramos los ChiRunners, que hicimos el fondo correspondiente a la Maratón Internacional del 27 de marzo. El plan era hacer 18 kilómetros, algunos hicieron más, otros menos, pero creo que lo más importante era acostumbrarse a la idea de utilizar la ciudad de los mandados, las presas y el humo como pista para correr.

Igual que en el fondo anterior, me asaltó el miedo. No sé qué me pasa últimamente que me da un miedo antes de correr… Salíamos del parquecito que está detrás de la Nunciatura, en Rohrmoser. Eran las 5:20 am y yo no podía concebir que iba a correr hasta el Museo Nacional, y luego bajar de nuevo, terminando con una vuelta al circuito de Rohrmoser y subir el bulevar. Se me hacía tan largo. Pocos minutos después, la contentera de correr borró al temor. Fue genial.

Nada más arrancando, era hermoso ver el grupo de gente corriendo hacia el este, por la Sabana. Sesenta personas más o menos, desafiando el frío y la madrugada del sábado con una sonrisa en la cara. “Parecemos una carrera“, dijo una de las ChiRunners. Sí, parecía una carrera de las de domingo. Poco después ya subíamos por el Paseo Colón, que cuando uno maneja o va en bus parece infinito, pero que sobre las tennis se recorre volando.

Al llegar al San Juan de Dios, continuamos por el bulevar… ¡las caras de la gente! Me sorprendió ver tantas personas caminando por la avenida central a esa hora. Y muchos, muchísimos de ellos, iban fumando. Bueno, aceleramos el paso y casi sin darse cuenta ya uno estaba en Cuesta de Moras, doblamos a la derecha en el Museo Nacional, y luego volvimos a bajar por la Avenida Segunda.

La verdad jamás pensé que podría agarrarle el gusto a San José, corriendo. La luz de la mañana me hizo saludar de otra manera al Museo – antiguo Cuartel Bellavista – y hasta los edificios feos y cuadrados de la Avenida Segunda estaban más guapos esa mañana. La mancha de corredores se fue desgranando, y el calor que iba subiendo nos recordó que la media maratón y maratón del 27 será a pleno sol de verano: 2 pm.

A 8 meses de la maratón de NY, siento más confianza en mí. Necesito que me duela más, exigirme mucho más, y deshacerme del miedo inicial antes de los fondos. Siempre conforme avanzamos transformo el miedo en una felicidad muy difícil de explicar. Sé que para los josefinos solamente éramos un grupo de locos con prisa; pero para mí, fue una emoción diferente y especial el recorrer mi capital así, en tennis y con gorra. No puedo explicarlo, pero correr me hace sentir tan feliz.

Esta semana toca retomar entrenamientos, aprender a usar el monitor cardiaco (se me ha hecho un poco complicado… ¡qué chapa!) y espero contarles cómo me va en el gimnasio, que si bien no es mi parte favorita del entrenamiento, estoy consciente de que es lo que ha contribuido a que no tenga ni lesiones ni dolor al correr.

El 27 correremos en Chepe. Ojalá usted nos pueda ir a apoyar. Todos los que nos inscribimos correremos ese día sintiéndonos atletas, y no importa el tiempo que hagamos en 4, 8, 21 o 42 kms, podremos estar orgullosos de entrar al Estadio Nacional luego de semanas de madrugar, entrenar y concentrarnos en hacerlo al mejor paso posible.

Advertisements

Comments

  1. Charlie says:

    Imagino que fue divertido para ustedes, y espero hayas disfrutado el fondo, pero, personalmente, sé que hay que divertirse en la experiencia de correr una maratón pero no a ese extremo.

    Si es la primera maratón y no se tiene un curriculum en running como me lo repetía la primera persona que me entrenó, hay que tomar el asunto con un poco más de profesionalismo…

    Correr una maratón es divertido, una experiencia buenísima, un excelente reto, pero igual tiene sus riesgos y precauciones…

    Así que, desde mi punto de vista, personalmente yo estoy en contra de hacer un fondo en medio Chepe

    • Marianella Cordero says:

      ¡Hola! Gracias por el comentario. Mirá, la tranquilidad que yo tengo es que vamos tanto en los fondos como entre semana, guiados por la experiencia del entrenador, que nos asigna las cargas y las distancias según la capacidad de cada quien. Yo el 27 no corro la maratón: corro media maratón. Aún no es momento de correr 42. Y los riesgos y precauciones los tenemos que asumir todos: no correr en pleno San José oyendo música, por ejemplo; recordar que el tránsito sigue su curso igual, lo cual nos obliga a estar alerta, y afortunadamente el grupo se organiza previo a los fondos para tener puestos de asistencia con buena hidratación en todo el recorrido.
      De hecho me contaron que ayer domingo se veía mucha gente corriendo en San José, haciendo esa misma ruta. Los deportistas no siempre pueden quedarse circunscritos a La Sabana, cuando se trata de distancias como esa.
      Este es un proceso que comencé sola, hace dos años; pero de verdad, correr con un grupo lo cambia todo, especialmente por la guía del profesional que en este caso es Álvaro Jiménez. Espero entrevistarlo de nuevo para el blog muy pronto.

  2. Empiezo por robarte esta frase ” Igual que en el fondo anterior, me asaltó el miedo.”

    Yo me considero un corredor de fondo ya que mi distancia favorita son los 21km, y créeme que no importa si corres 5 , 10,18 o 30 . El día que no sientas mariposas en el estomago el correr ya no sera lo mismo.

    Cuando yo salgo a entrenar de madrugada hago mínimo 11km, y aun para mis fondos de mas de 30 km, siempre me da ese cosquilleo del pensar en ” ¿y si no llego?”….

    Ya con el tiempo ese miedo que sientes se va a transformar en ansiedad, pero la sensación de susto antes de que inicie la carrera no cambiara nunca.

    Correr con el polar es una gran ayuda, veraz que no es nada complicado, y después de un tiempo no podrás pensar el la opción de salir sin el a rodar jeje.

    Lo que si no comparto es correr la misma ruta de la carrera, lo miro así como ver a la novia vestida de blanco antes de que llegue al altar . Es solo mi opinión.

    Me alegro de que te sientas mas como atleta, ya veraz que con el paso del tiempo todo sera mas fácil

    • Marianella Cordero says:

      Hola Carlos. El Polar era sencillo, pero ahora uso un Garmin y siento que es como andar la Nasa conmigo, ahí voy agarrándole el “toquecito” pero al principio me pareció muy complejo.
      Será que ya una vez me vestí de novia, que eso de repetir la ruta no me parece tan anti-encantador…?? jeje. Bueno, le voy a contar que al rato fue como un rompehielos. Yo tenía muchas dudas sobre el hecho de que correr en San José centro me fuese a gustar, y ese día fue como que la ciudad y yo nos vimos de frente, ambas con cola y tennis, y nos saludamos como amigas o aliadas de carrera: siempre que la saludo, la ciudad anda tan estresada que no le había tomado el encanto. Y sabe qué, tiene razón: los 21 kilómetros son una distancia preciosa. Creo que ese será, post maratón, mi recorrido preferido.

  3. Ricardo Pereira Castro says:

    “Ser valiente no significa no sentir miedo. Ser valiente es cuando uno reconoce sentir miedo y logra superarlo para poder seguir hacia delante. ”

    Marianela no queda más por decir pa’ delante a enfrentar esas metas que vienen, hasta los mejores tienen miedo, así que lo único que queda es afrontar y continuar preparándos, para sobrellevarlo, porque el miedo no desaparece, sabes que estas en las mejores condiciones para llegar a la meta de tan hermosa aventura…

    Fuerte y adelante, como siempre a la distancia apoyando.

    • Marianella Cordero says:

      No sé explicar el miedo, pero bueno, ahí cuadra tras cuadra lo va uno cambiando por confianza, por agua, por disfrute; afortunadamente no se han asomado lesiones en el camino ni nada qué temer que me pueda impedir llegar, a veces puede que se trate sencillamente de que no me acostumbro a decir que corro tanto… yo? 20 kilómetros? o 18? o 15? No sé, a veces no lo interiorizo, debe ser eso. Pero con la preparación como dice usted, es como viene la confianza. Y confío en mi entrenador y en la energía del grupo. Así que a portarse valiente. : )

  4. Ey Marianella que carga! De verdad que correr para mi es como un suenho… Cada vez que leo tus post me entran unas ganas de entrenar de verdad. Creo que necesito realmente amarrarme los pantalones (o las tennis) y salir a correr de una vez por todas.
    Mucha suerte en la Gran Manzana.. y claro en la proxima media del Estadio Nacional!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: