“Quiero comenzar a correr”


La frase que más leo cuando me llegan correos que tiene que ver con este blog. “Yo quiero correr”. “Es que nunca he corrido y quisiera que me diga cómo comenzar”. Casi todos son correos similares, de gente que reconoce que le encantaría completar una carrera de 10 kilómetros, o salir a correr sin quedarse sin aire en los primeros cien metros.

Ya había escrito al respecto en el blog. No me considero experta y no creo que mi fórmula necesariamente le sirva a alguien más, pero tengo algunos consejos generales que pueden ayudarle a pasar del dicho al hecho. Querer, muchos quieren, pero hacer, pocos lo hacen. No sea usted de los que vivien planeando algo y no lo hacen. Hágalo. Es la mejor decisión que pudo tomar, y lo felicito. Al final encontrará los consejos del psicólogo deportivo Francisco Monge.

  1. ¿Quiere correr? Ponga el despertador, fije la fecha, el día y la hora. Mientras uno no le ponga un plazo específico, siempre será “un día de estos”, “la otra semana”, “al rato mañana”. No. Defina el día, la hora que le sirve, y aclare la agenda para esa cita consigo mismo. Si me permite sugerencias, comience en la Sabana o en las instalaciones deportivas de la U o algún parque o sitio seguro cerca de su casa.
  2. Aliste las tennis. Si con el tiempo se da cuenta de que le gusta correr y quiere dedicarle más tiempo, entonces compre un buen par de tennis acorde con su tipo de pisada y el perfil de su pie. Un par de tennis muy viejas, muy gastadas o que no estén hechas para correr pueden terminar lesionándolo. Comience con lo que tiene, pero si quiere comprarse unas nuevas para “estimularse” a sí mismo, enhorabuena.
  3. Comience de menos a más. Y si siente que se cansa, camine. 40 minutos son suficientes, pero vaya viendo su respiración, la velocidad, debe sentirse bien y no ir ahogándose.
  4. Busque un entrenador o un grupo: por seguridad, es mejor correr con un grupo que correr solo. Y para llevar un proceso adecuado a sus capacidades, un entrenador le puede sugerir las cargas que puede ir aguantando en cada sesión. Además, cuando ya usted sabe que “hay entrenamiento” es como si el grupo lo jalara.
  5. Venza la pereza. Yo sé que dormir es muy rico, y quedarse en casa viendo tele también. Pero si eso le atrae mucho más que correr, probablemente es porque usted en el fondo no tiene tantas ganas de comenzar a correr. En este y en todos los deportes, hay que tener ganas, pasión, ánimo, entusiasmo.
  6. No se obsesione con el peso. Sé que muchas personas pretenden bajar de peso corriendo, pero puede que se lleven la sorpresa de que pierden peso muy despacio, o que suben de peso porque comen más y comienzan a desarrollar más músculo. Los kenianos son flacos porque sí. Punto. Si busca correr para bajar equis cantidad de kilos, comenzó mal: esto es para hacer ejercicio, mejorar condición física, y sí, cuando lo combina con alimentació0n saludable, seguro que baja de peso. Pero correr no es milagroso, no hace flacos, no es mágico.
  7. Estimúlese a sí mismo y no oiga choteos. “Hoy te levantaste,  pero de fijo ya la semana que viene ni corrés”. “¿Y eso?, a vos nunca te ha gustado hacer ejercicio; qué te dio por correr”. “Qué aburrido, ya no va a fiestas ni se trasnocha por estar corriendo”. Ha escuchado eso, ¿verdad? Déjelos hablando solos y siga corriendo. Si bien algunas personas sí le apoyarán en su intento por comenzar a correr, otros preferirán bajarle el piso y burlarse de su nuevo propósito. Por eso hay que estar enamorado  de su meta personal, no dependa de los elogios de los demás. ¡Hágase porras usted mismo!
  8. Dígase a sí mismo: YO CORRO. Hoy es su primer día. Se levantó temprano, se puso las tennis viejas, el short, la camiseta, el iPod y va a animarse a correr por primera vez. Usted es un corredor. Aunque no le hayan dicho que lo es, aunque no haya completado su primer kilómetro, sépalo: todos los que se levantaron a correr cuando sonó el despertador, van mucho más rápido y adelante que esos que prefirieron seguir durmiendo.
  9. Corra, y punto. Ponga el reloj, aliste las tennis, y deje de soñar con hacerlo. No imagine, no se pregunte más: hágalo.

Entrevisté al psicólogo deportivo Francisco Monge sobre cuál es la diferencia entre los que dicen que quieren hacerlo y los que finalmente lo hacen: me encantó su respuesta. ¡Nos vemos en la Sabana!

Advertisements

Comments

  1. Catalina Soto Palma says:

    Hola Nela!!!
    Me encanto este post, por que si leo bien lo que dices, yo ya puedo decir que corro, !!!!que éxito!!! Hace unos meses te conte que inicie con esta nueva pasión inspirada por vos y que mi esposo y yo corrimos nuestra primera carrera de 5Km (Fundación Anna Ross) te cuento que corrí el 04 de diciembre en la maratón de C.R mi primera carrera de 8km casi me muero la verdad ese bulevard es matador, pero me senti muy feliz y más motivada,cuando llegue a la meta, aunque fuera con la lengua afuera, ahora ya voy por mi primera de 10km en la san silvestre, tengo mucho miedo de no lograrlo y por eso queria pedirte algún consejo o recomendación, por que he leido en otros post que mucho esta en la mente, y pues tú ya corriste un maratón, asi que estoy segura que algo puedes aconsejarme jejeje!!!
    Saludos
    Catalina

    • Marianella Cordero says:

      Diay mujer…. qué te puedo decir… obvio que vas a poder! No sé si te ha pasado, y sería un buen tema para el blog, pero a veces a las mujeres nos pasa que nos sentimos “ralillas” los primeros 5 k pero luego… luego nos relajamos! y llegamos super a los 8, los 12, los 20! Es algo extraño, a mí me pasa. Comienzo pésimo, pero por ahí de los 9 ya se me quita la incomodidad, no siento problemas, y por eso somos creo yo tan buenas en largas distancias… La San Silvestre es una ruta fuerte, bonita pero fuerte. Lo mejor es entrenar por ahí, yo le tenía pavor al Bulevar y ahora es de mis lugares preferidos para entrenar… lindo! Bonito! Un día lo vencés, y te das cuenta de que podés subirlo sin parar a caminar. Entrená un poco en el Bulevar, aunque no es la parte más fuerte (si no me equivoco, lo peor será subir la cuesta de la Jacks, en el último tramo!) Pero las cuestas con braceo las resolvés. Cuando vayás bajando por la calle de cemento hacia esa última parte de la carrera te vas a sentir super bien. Las cuestas son como feas, pero enseñan mucho y sus piernas no lo olvidan. Dése un buen masaje 4 días antes de la carrera, masaje deportivo en las piernas, y corra feliz porque es 31 de diciembre y seguro el 2012 correrá muchas más,… hasta una media maratón. Si algo le duele, no se preocupe. ¡A todo mundo le duele algo! Pero corra feliz, imagine desde hoy cómo va a sentirser en la meta: eso es lo que la llevará en mente y piernas hasta los 10 kms. Ahí nos vemos.

      • Catalina Soto Palma says:

        Oki Doki!!!! Entendido y anotado!!! Ahi te busco para la foto de rigor!!!
        Gracias….

  2. Excelente nota.
    Lo mas importante es ponerse las tenis y salir a correr, aunque sea solo 5 minutos la primera ves. Y como seres sociales que somos, en compañía es mas fácil.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: