¿Cómo estará Edison?


Edison, en NY este 2011.

El año pasado, fue él el que me dio la idea de correr la maratón de NY. Y este año, no lo pude encontrar en ese mar de 47 mil corredores.

De hecho, ni siquiera sé qué tiempo hizo en su segunda maratón. Tampoco sé si ha seguido entrenando, o qué tal está ahora, un año después de lo de la mina y lo de NY.

Desde hace un año he estado tratando de contactar a Edison Peña, el minero chileno que corrió la maratón del 2010 luego de estar 69 días bajo tierra con sus compañeros y ser rescatados por la cápsula Fénix.

No quise contarlo antes, pero uno de los muchos correos e intentos que hice por contactarlo para hacerle una entrevista en este blog, sí tuvo respuesta. Su esposa Angélica me envió un e mail agradeciéndome el interés por conversar con él, pero me explicó que Edison estaba pasando una etapa muy difícil de su vida, luchando contra adicciones y lo que él ha llamado ante los medios, un “gorila” difícil de vencer; y que preferían no hablar más de eso.

Yo respeté su decisión, pero sí le pedí que por favor le contara a Edison que no importaba lo que estuviera pasando, él tenía que sentirse orgulloso de haber sido un ejemplo para muchos que al verlo correr con hielo en la rodilla, decidimos vivir la experiencia de la maratón. Que es de humanos caer, pero también levantarse y correr, y que por eso siempre iba a ser un referente importante en mi motivación para hacer deporte.

En medio del afán del entrenamiento, el viaje, la maratón, perdí de vista que él había regresado este año a NY a correr de nuevo la maratón. O sea, ¡estaba allí, igual que yo, y no lo vi!

Hoy vuelvo a enviarle un mensaje a esta familia, para contarles que pude correr, como él; que pude llegar, como él; que me acordé de él cuando tuve la medalla en la mano y que de una u otra manera todos tenemos gorilas que nos acechan y nos hacen complicada la vida. Y sin embargo, algo pasa cuando uno corre: al terminar uno siente que tiene la cabeza más clara y puede resolver con calma lo que le atormenta. Por eso correr no solamente es bueno para el corazón o las piernas, también para la mente.

En declaraciones para el NY Times, esto fue lo que dijo Edison sobre por qué volvió a la maratón este 2011.

“Sí, es difícil estar en mis zapatos. Pero decidí correr otra vez porque me gustan los retos. Y también porque quiero animar a otros, y demostrarles a ellos y a mí mismo que sí se puede.”

Ojalá que esa adrenalina y esa felicidad que da terminar la maratón sean el combustible para vencer esos gorilas que le han impedido disfrutar de nuevo de la vida aquí en la superficie. ¡Viva Chile, mierda!

Aquí una nota de Reuters sobre Edison.

Advertisements

Comments

  1. Ay, Chile, Chile…!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: