Vencerse a sí mismo, ¡cuesta!


¡Ya en casa, con la medalla más chiva que me han dado para una media!

Que te duelen las piernas, que la cuesta está fuerte, que ya no das para más; la cabeza te traiciona hasta que la “reseteás” … y llegás a la meta.

Me siento feliz de decir que logré mejorar mi tiempo respecto al año pasado, al menos en seis minutos. “Huy sí, seis minutos, qué gran cosa“. Sí, vieran que sí. Me costó, me dolió, luché contra mi cansancio y aunque iba a tomarlo como un fondo, el ambiente de competencia es lo que lo anima a uno a terminar con fuerza.

Creo que salí ligeramente más rápido de lo planeado: esto me pasó la factura después de los 10 kms. Pero con todo y todo me mantuve, no paré, no caminé:  el desafío mental fue en la subida de la calle ancha de Pavas.

Reconozco que antes de subirla, estas muchachas fuertes y guapas de la foto de abajo fueron mi motor, y me ayudaron a mantenerme en pace: mis ChiRunners: Diana Soto, María Fernanda Arce y Priscilla Saavedra a un paso firme y fuerte, me ayudaron a calmar la ansiedad de la carrera.

¡Sólidas ellas! Diana, Mariafer Priscilla y yo, bajando el bulevar.

Pero vendría lo peor.

Si ha corrido esa calle de oeste a este, lo sabe: es interminable. Tiene falsos planos y ascensos duros. Subí a pura cabeza y braceo, porque estaba cansada. Mentalmente me estaba dejando ganar, iba preocupada por “quiénes iban adelante” hasta que comencé ese diálogo interno de “ubicatex” de mi parte positiva contra mi parte imbécil: hace rato no las escuchaba a las dos en este pleito.

Nela 1:- (en la subida de Pavas) “Aquí es donde comienza la carrera, este es el esfuerzo…”

Nela 2: -“Sí, y ya vas fundida… seguro vas a durar más que el año pasad…”

Nela 1: – ” ¡Ay qué necia, cállese y corra!”

Nela 2:-  “Juepuchis, vea… le pasaron ellos,… y  le falta todo eso…”

Nela 1: -“Ya los vi, ya sé…, ya casi llegamos… falta menos”

Nela 2: -“Sí, menos y la cuesta de los Anonos, para que se termine de fundir”

Nela 1: -“¡QUE TE CALLÉS Y CORRÁS, CARAJO!”

Por eso pido disculpas a los que me oyeron decir palabrotas al terminar la calle ancha de Pavas, pero vieran que subir ese trayecto es muy duro. Luego, bajadita hacia el puente y mi cuesta preferida, Los Anonos: es corta pero empinada, subí de lado, mucho braceo, y cuando terminé la cuesta y vi a Alvarito, mi entrenador, Nela 2 me dijo “sólo eso le faltaba, ahora la va a jalar hasta la meta, te jodiste“, pero Álvaro me dijo “bien Nela, vaya suave, cuidado con los carros“.

Catalina Soto lee el blog y ayer andaba feliz por su primera Media Maratón. ¡Qué campeona!

Vi el reloj, algo que hace rato no quería ver, para calcular si iba a mejorar mi tiempo: “2.07” y otra vez pegué un grito, porque supe que iba mejor que el año pasado: arranqué feliz y decidida a cerrar con todo. ¡Lo voy a hacer, ves, lo voy a hacer! me dije a mí misma, y cuando tanta gente te aplaude a 500 metros de la meta, no queda más que sonreír. Me dije muchas veces “Corriste de Curridabat hasta Escazú, ¿lo entendés?” y entré encantada de mi tiempo a la meta.

Mejorar seis minutos vale un mundo y me siento feliz. Parece poco pero significa mucho. Mejorar no es milagroso, refleja determinación y fuerza. Me gané a mí misma, a la subida de Pavas, a los Anonos, y al miedo de no hacer buen tiempo. Buen tiempo es llegar, punto. Y al llegar, toparme con semejante medalla fue una sorpresa enorme… chivísima!

De nuevo, el grave problema: corrimos con los carros encima en varias partes de la ruta. Señores conductores, apaguen el carro mientras esperan, su tanque de gasolina y los pulmones de todos se lo agradecerán. Señor oficial de tránsito que prefirió a los carros que a los corredores: sépalo, la carrera se acaba cuando pasa el último, no cuando usted se aburre de darnos campo. Adjunto el video de Erika Gómez, donde claramente se ve que nos tocó a nosotros jugárnosla solos, porque ese oficial, ubicado en Periféricos, asegura que “ya se abrió el paso”, cuando evidentemente seguían entrando corredores.

Lo idóneo sería que los medios de prensa divulguen el evento antes, de manera que a nadie tome por sorpresa un cierre de calles. Vamos, cerrar 21 kms en San José es digno de anunciar, ¿o no? Una ciudad tan pequeña se vuelve caos, inevitablemente, pero si la gente está avisada, es menos el desorden.

Ahora con los pies sobre una almohada y una sonrisa de oreja a oreja, me pregunto si podré mejorar este tiempo de 2.14 el 8 de julio, en la media maratón Correcaminos. ¡Yo digo que sí! Me motivó mucho ver gente feliz de correr su primera Media, como Catalina Soto, Priscilla Saavedra, en fin…  juntos le dimos un vueltón a las manzanas de Chepe. ¡Bravo!

Advertisements

Comments

  1. FrankFC says:

    Que bien Nela!! Sos una campeona muchas felicidades, porque solo Dios y uno sabe lo que e bajarle aunque sea un minuto a ese reloj!!! Pucha como cuesta pero que rico se siente cuanto uno dice lo logre. Cada dia creces mas como corredora,
    En mi caso no venia tan adelante tuyo, me cuide mucho porque no sabia como me iba a ir en Pavas y cerre con un 2:10 con mucha fuerza y con la satisfaccion de un cierre con mucha fuerza.

  2. manuchcr says:

    En buena hora ¡felicidades! Estuve un rato cerca tuyo por el puesto de hidratación que estaba en la curva después de la Subarú. Te iba saludar, pero me ganó la pena. Luego no te vi más. Es interesante lo que compartís, te cuento un poco mi experiencia. Es la segunda carrera que hago desde que corro hace tres años y para mí lo feo fue el inicio: lleno de gente. Yo corro sin garmin o esas cosas, entreno solo, corro en la calle y me costó percibir si estaba yendo rápido o a buen ritmo. Todo mejoró cuando empecé a quedarme sin tanta gente alrededor, como después de Paseo Colón. Bajando Rohmoser me di cuenta que faltaba poco, tenía mucha energía y como dicen: le metí la chancleta. La subida de Rohmoser fue genial le pasé a mucha gente y eso me hizo sentirme bastante entero. Ya en la bajada en dirección a Los Anonos me deje llevar con un cierre/sprint durísimo, ya sabía que iba llegar, que las piernas ya no me iban a fallar. Me costó sostener el ritmo al subir Los Anonos por el caos vial y tratar de pasar a los que iban en la orilla. Al final hice 2:06 contento de la primera media y la segunda carrera de mi vida.

  3. En buena hora ¡felicidades! Estuve un rato cerca tuyo por el puesto de hidratación que estaba en la curva después de la Subarú. Te iba saludar, pero me ganó la pena. Luego no te vi más. Es interesante lo que compartís, te cuento un poco mi experiencia. Es la segunda carrera que hago desde que corro hace tres años y para mí lo feo fue el inicio: lleno de gente. Yo corro sin garmin o esas cosas, entreno solo, corro en la calle y me costó percibir si estaba yendo rápido o a buen ritmo. Todo mejoró cuando empecé a quedarme sin tanta gente alrededor, como después de Paseo Colón. Bajando Rohmoser me di cuenta que faltaba poco, tenía mucha energía y como dicen: le metí la chancleta. La subida de Rohmoser fue genial le pasé a mucha gente y eso me hizo sentirme bastante entero. Ya en la bajada en dirección a Los Anonos me deje llevar con un cierre/sprint durísimo, ya sabía que iba llegar, que las piernas ya no me iban a fallar. Me costó sostener el ritmo al subir Los Anonos por el caos vial y tratar de pasar a los que iban en la orilla. Al final hice 2:06 contento de la primera media y la segunda carrera de mi vida.

  4. Kattia Robles Fuentes says:

    Así es Nela, cómo cuesta mejorar aunque sea un minutito, de verdad que hay que ponerle… A mí me mata la presión en las carreras, no sé porqué, pero hago mejores tiempos cuando hago la ruta para entrenar que cuando es la carrera, estoy valorando la alimentación y el estrés, porque es horrible cuando te empiezan a pasar y pasar los que habias dejado atrás y lo peor cuando querés ponerle y ya no das… Pero siempre van a haber mas rápidos y mas lentos que vos, asi es eso. Ah y te felicito por tu tiempo en la media maratón, espero conocerte algún dia y poder saludarte en persona, chao

  5. catalina soto says:

    Hola Nela seguis siendo de mucho ejemplo para muchos como yo ..Muchas gracias por compartir tus experiencias nos identificamos con ellas y bajar el tiempo seis minutos uffffff el esfuerzo que lleva asi que felicidades campeona!!!!
    Es un honor que me incluyas en tu relato fue una experiencia increible!!!!! Nos vemos en la proxima!!!!!
    catalina Soto

  6. Hola Nela, yo también tuve una lucha YO CONTRA YO, esa subida de Pavas es super fuerte y larga, eso que estoy acostumbrada a las cuestas de Zarcero… a eso le sumo el dolor de panza que tuve durante toda la carrera… pero al llegar a canal 7 supe que la tenía… y bajé 10 min me mejor tiempo en una media… fijo lo mejoramos en la Correcaminos… a esa voy por 1:30min… Y con lo de los carros, es el colmo de los colmos… porfa usá todo tu poder de difusión para hacer llegar esta noticia a oidos de todos… correr entre carros sin seguridad y de noche no puede ser… así fue la mayoría de la carrera. En fin, todo eso lo superamos!

  7. Muchas felicidades, sigue mejorando, y disfrutando de este bello deporte.

  8. karla quiros alvarez says:

    Me encanto tu relato, es tan natural como lo describes y cuanto nos identificamos muchas con tus dos “Nelas”… jaja La ultima vez que escuche a mis dos Karlas agarradas iba subiendo la cuesta del Irazu (la nocturna)… y hoy cuando leí tu relato me acorde. Sigue adelante y bendiciones por tu empeño.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: