Corra. Pare. Siga.


El año pasado me sucedió en octubre, este año me tocó frenar en agosto. Conociéndome, impaciente como soy, no entiendo cómo logré parar de correr dos semanas. Hacer caso es importante cuando aparece un dolor o una amenaza de lesión.

Después de Powerade me apareció un dolor en el pie derecho, como en el empeine… adentro, no lo sé explicar. Me dolía al apoyar el pie y lo descubrí un jueves en la pista.

Afortunadamente alguien que sabe mucho – y que probablemente jamás lea esto – me dijo a tiempo: “si no para ahora va a echar a perder Nueva York. Yo sé que no es lo que usted quiere que le digan, pero es mejor que deje de correr una semana a que empeore después y no pueda correr su maratón”.

Uno de los 4 vendajes que anduve.

Me resigné a que una semana de reposo era suficiente, pero terminaron siendo dos. El gimnasio me ayudó a no sentirme “inútil” y la fisioterapia y el kinesiotape hicieron lo suyo. Si todo sale como esperamos, mañana podré volver a correr.

Igual tengo mis reservas de estar en forma para correr 30k en Tamarindo (¡faltan dos semanas!) sin embargo fueron otras palabras de otra persona las que me ubicaron en la realidad.

En el gimnasio me encontré a Alvarito que me dijo:

“Cambie esa cara” – según él, entré al gimnasio haciendo trompas -.

“¡Faltan tres semanas para Tamarindo!” me dijo el martes. Y es cierto. Tengo un margen todavía para hacer un par de fondos y no ir con miedos.

“No se le olvide cuál es su meta”. Sí. Aunque Tamarindo me guste tanto y me haya inscrito creo desde febrero, mi meta no está en la playa, mi meta está en Central Park el 4 de noviembre. No puedo perderlo de vista. En el peor de los casos, si no pudiera ir a Tamarindo, no quiere decir que no puedo hacer la maratón. Pero no hay que precipitarse.

Manejar la ansiedad y ver poco a poco la evolución del pie ha sido muy aleccionador. Ya sabemos que no es nada grave, se trata de una inflamación que necesitaba tiempo y reposo. Pero como a cualquier corredor, dejar de entrenar dos semanas me ha puesto triste, melancólica, y más impaciente que antes.

Me ha servido para no perder de vista qué es eso que tanto me gusta de correr, y lo importante que ha sido en este proceso mi grupo y mi entrenador, que me hacen una falta tremenda.

Irónicamente un par de tennis que había mandado a comprar me llegaron ayer, y bueno, no las puedo estrenar mañana porque no es buena idea volver a correr con tennis nuevas. Pero son parte de esa ilusión que me hace pensar en que más adelante las puedo estrenar y ensuciar y llenar de kilómetros.

Escuchar al cuerpo también da pie a escucharse a sí mismo. Y si ando más melancólica de la cuenta, sólo espero que se me quite en los dos primeros kilómetros de mañana. Correr sin dolor va a ser una buena señal.

Este año en Nueva York, aparte de los Wesson – ¿los recuerdan? – tendré más caras conocidas en Nueva York: Jackie, Christopher, María Fernanda… y bueno, dos días después de la maratón podré ver cómo se agita Nueva York en plena elección presidencial. Ya quisiera estar ahí.

Con más tiempo para mí, estas dos semanas también me sirvieron para repasar dos libros que Alvarito nos recomienda – y que no tienen nada que ver con correr – : “Los cuatro acuerdos”, y “El quinto acuerdo”, ambos de Miguel Ruiz. Van para la biblioteca del corredor, recomendados.

A partir de hoy, estamos a 57 días de la Maratón de NY. Y mis amigos que van para Chicago prácticamente tienen un pie en el avión.  Para ellos, mi abrazote enorme, y para todos los ticos que van a correr en Chicago – que entiendo, son el grupo más grande fuera de los Estados Unidos que corre ahí – pues a darle una sabrosa vueltota a las manzanas de “the windy city”. 

Advertisements

Comments

  1. Adriana B. says:

    Bueno a mi me toco parar por 3 semanas :( por gripe y por bronquitis… Todavia no he podido correr al 100% y hace 3 meses estaba con lesión o sea que he pasado como 4 meses corriendo de a poquitos. El reposo es también parte del entrenamiento, no queda de otra. Si el cuerpo reclama es porque debemos detenernos.

  2. Muchas gracias Nellita por tus reportes…. y por los buenos deseos para los (as) que vamos para Chicago de hoy en un mes…Y vos, a cuidarte mucho para que sigan los planes como están escritos…yo voy a Tama pero a bombetear a hacer barra a uds… espero verte.

  3. Kattia Robles Fuentes says:

    Bueno Nela, a todos nos pasa alguna vez, yo me preparé un montón para una carrera aquí en Cartago, era realmente importante para mi correrla, y el miércoles antes de la carrera que era domingo, me broté toda, me dió urticaria, y el médico me prohibió correr por UN MES, porque podría tener problemas respiratorios graves, por el sol y por el sudor, todo me haria empeorar. No me quedó nas remedio que irme toda envuelta a apoyar y sacarle fotos a mis compañeros y verlos a todas llegar sudando a la meta, mientras a mi me bajaban las lágrinas cada vez que iban legando uno a uno…fue muy tiste. Pero todo pasa, ya me recuperé y hasta pude hacer la carrera del COVAO, que es bien pesadita y hasta con muy buentiempo :) Así que adelante, tranquila, a recuperarse y a consentrarse en NY, ahi voy a encargarle a mi cuñada que vive allá que te intente buscar y te haga una buena porra, de parte de tooodos los ticos que deseariamos estar corriendo ahi. MUCHA SUERTE y ADELANTE!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: