“¿Ese reloj está bueno?”


Dos veces en un mes me he preguntado lo mismo, y las dos veces la respuesta ha sido “sí”.

Primero viendo mi Garmin el 13 de noviembre, cuando hicimos un test de control del 10 kms en La Sabana, como parte del programa regular de entrenamiento. Llámelo esfuerzo, rabia acumulada de NY, no sé, ni yo entiendo cómo sucedió, pero ese día por fin logré hacer menos de una hora en 10 kms. Dos años entrenando… y hasta ese día pude. Pasé feliz toda la semana, repitiéndome mi tiempo: 57.31 , y pensando cómo podría hacer 55 para el test que sigue.

La segunda vez fue hoy, en una carrera que no conocía, y que de haber sabido lo dura y desafiante que era… no sé si me hubiera animado a hacerla, pero la recomiendo para todo mundo. ¡Es genial!

Hoy tuve el honor de correr la primera edición de la Media Maratón de Alajuela, organizada por la maratonista olímpica Gabriela Traña, o bueno, Gaby nada más, porque a ella su gente en Alajuela la quiere, la abraza y la llama así, y hoy unos mil corredores nos animamos a correr una ruta que ella y sus patrocinadores eligieron para 10 y 21 kms.

Por el tema de NY y la fiebre no gastada, me apunté en 21 kms. Fue emocionante volver a estar en la línea de salida, darle start al reloj y soñar con que podría, tal vez, hacer algo bueno o mejor, como pude hacer con los 10 kms.

Literalmente el plan “bajo la manga”. Pero Alajuela me sorprendió.

Mi mejor tiempo en 21 kms hasta ahora había sido en San Juan (2.11). Hoy, por haber quedado con la emoción de los 10k, llevaba 2 planes de carrera que me pegué en el brazo, pero apenas salimos me di cuenta que eso no me iba a servir: primero, porque arranqué muy rápido (ay pero qué necia, por Dios), segundo porque los primeros 3 kms por lo menos eran muy fuertes, eran cuestas y ahí sentí el cansancio acumulado de tanta corredera reciente, y tercero porque a los 9 kms ya iba sin piernas. Me dolían. El recuerdo de Correcaminos me atormentó, pero comenzaron varios descensos y me corregí la actitud, diciéndome “¿Ud. no es que quería correr, no es que estaba con muchas ganas de hacer esto?… ¡Hágalo contenta, necia! Deje de ver el reloj, corra feliz”.

Sabía que podía mantener un pace bastante constante así que de veras, me olvidé de estar viendo el Garmin y me dediqué a disfrutar. Y es raro decir disfrutar porque no conozco Alajuela, si ud. me pregunta por dónde pasamos, no tengo idea. ¡Yo seguí a todo mundo, sólo eso sé!

Faltando unos 2 kms vi otra cuesta y cuando iba a renegar de la subida escuché “¡vamos, Nelita!”, ..era Gabriela Traña… ¡Se imaginan! Que esa muchacha estuviera ahí apoyándonos a todos, ella que es la cara femenina del atletismo costarricense a nivel olímpico,… ella, que corrió la maratón de Londres bajo la lluvia… No diay, yo no renegué más y me “espanté” sospechando que al rato no estaba tan lejos de la meta.

Cuando entré al Polideportivo donde terminaba la carrera iba absolutamente feliz. Porque sí. Hace rato no terminaba una carrera tan satisfecha, y Gabriela tuvo la bonita idea de que terminara en la pista. En medio de un ventolero delicioso, entré a la pista y apreté el paso para cerrar hot wheels.

Entonces, a los cien metros del final me asusté porque vi el cronómetro en la meta y dije “No…no puede ser, eso está malo”. 2.05. No no. ¿Con estas cuestas? Y apenas entré gritando a la meta, fue lo que dije: “¿Ese reloj está bueno?” “Sí muchacha, ese es el tiempo”.

¡Sí, tontilla, el reloj está bueno! dijo Marcella Román. :) jajajaja

¡Acababa de correr mi mejor media maratón de la vida! Qué pena con los jueces que me oyeron gritar como una mona chiflada, pero estaba tan feliz… ¡en una ruta desafiante, cero fácil, cero lástima por mí misma…! Y apenas vi a mi amiga Marcella, la abracé y le volví a preguntar si el reloj estaba bueno.

La foto lo dice todo: ¡el reloj no miente!

Creo que luego de la “maratón que no sucedió”, las lecciones han sido muy lindas: no rendirse, no dejar de exigirse más, no pensar en si una carrera es difícil o fácil, sólo hacerla… Y dejarse sorprender. Me sorprendí el 13 de noviembre, sin imaginarlo me gané a mí misma en 10 kms. Me sorprendí hoy, porque aunque llevaba un plan y las cuestas lo descartaron, hice un tiempo que me enorgullece. Y como dijo Luis Diego Mena: “6 min menos es un gran logro. Le sacaste casi 1 km a la Nela de antes.”. 

Uno siempre debe ser la mejor versión de sí mismo, así que adiós a la Nela de antes. Esta corre mejor, poco a poco lo está logrando sin perder la sonrisa. Nunca, nunca hay que quejarse a media carrera de que duele algo… ¡no ves que estás haciendo lo que más te gusta en la vida, así que ánimo! Es una bendición que no puede dejar de celebrarse, sea cual sea la velocidad.

Me siento orgullosa de mí. No sé explicarlo. Nadie lo hizo por mí, nadie me obliga, soy yo contra mí y pude, puedo. Voy a hacerlo mejor. Gracias Alvarito, sembraste la semilla y por fin, por fin está germinando (cómo ha costado).

“Aquél que obtiene una victoria sobre otro es fuerte, pero quien obtiene una victoria sobre sí mismo es poderoso.”
Lao Tse.

Con Gabriela Traña, Maratonista Olímpica Londres 2012. ¡Qué honor!

 

Advertisements

Comments

  1. Excelente, ¡felicidades!

  2. X fin veo a la nela en una carrera y pense que cuando lo haria le hablaria q siempre leo el blog! pero q va. Solo me acuerdo de ver a una muchacha q llamaba la atención con una enagua “freak” jaja la deje atras y despues en la meta vi q le gritaban y ni me di cuenta por qué. Ahora lo se =)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: