¿Y tus chemas?


frametasticVienen incluidas en el costo de la inscripción, y son, con frecuencia, de lo que más nos quejamos los corredores en una competencia.

Que si muy fea. Que si muy grande. Que muy chiquitilla. Que no me la personalizaron. Que es mi talla pero me queda chiquitilla. Que para esa gracia mejor ni me la cobren. Bla bla bla.

Pocas veces una camiseta de correr nos queda bien a todos, y hablo de quedar bien, más allá de la talla.

No hace muchos años todavía algunas carreras daban camisetas de algodón… ¡qué calor! Súper cuadradas, con mangas enormes y de cuello redondo. La queja común era que “ni para lavar el carro, o ni para pijama” las usaríamos. Pero poco a poco nos han ido conquistando con mejores camisetas- por aquello de que hay demasiada oferta en el calendario de carreras – al punto de que su calidad, diseño, color, y todo lo “cool” que sean, son parte ahora de los requisitos que le pedimos a una organización atlética.

Preguntando hace unos días en el Facebook de Una vuelta a la manzana, la gran favorita de las camisetas recientes es la de Tamarindo Beach Marathon. Los últimos dos años han sido camisetas Adidas, personalizables, y de esas que ni loco agarrarías para lavar el carro; al contrario, les sacás el jugo para el gimnasio y para los entrenamientos.  Preciosos los colores, y diferenciados para maratón y el resto de distancias.

Otras que han gustado mucho son las del Reto Powerade. Este año hasta tienen bolsitas para que nadie tire basura (ojalá). Las de NorthFace Eco Challenge son preciosas, y creo que no me equivoco si digo que casi todas ahora son dry-fit.

Lo que pasa es que no hay closet que aguante: andá, revisá. Entre las que comprás por gusto y las que te dan en las carreras,… ¿cuántas tenés? Reconozcamos que uno tiene sus favoritas. Y que esas que dicen tu apodo o tu nombre no las regalarías ni las querés dejar guardadas.

Pero a veces pienso, ¡cuánta gente no sale a correr porque no tiene qué ponerse, y uno en esta acumuladera…! No no. No tiene sentido. Y aún así, nos ponemos a pedir gustos de tallas, que diga el nombre y el apellido, pero ¡no usamos todas las camisetas!

Los tennis no siempre se pueden heredar, porque una vez “kilometreados“, ya no rinden ni protegen el pie de la misma forma, pero ¿por qué no regalamos o cedemos esas camisetas a alguien que necesite una motivación extra para correr? Se me ocurre, que si ya tenés muchas muy lindas, pidás en la próxima carrera una que sea de la talla de alguien que necesite esa “chema”, y hasta se la personalizás con su nombre. ¡Dry fit y todo! Puede ser una motivación buenísima. La verdad, la ropa de correr no es barata.

Me parece muy bien que como consumidores que pagamos buen dinero por cada carrera, pidamos calidad de camisetas. Pero ¿qué tal si además comenzamos a darle sentido a esto… ya no acumulando “chemas“, sino dándoles un mayor significado?

Es una ocurrencia. Solo eso. ¿Qué les parece?

Hay una amiga mía que quiero montones; hace talla conmigo en ropa y sé que le cuesta bastante comprar ropa de correr. Ella sabe que le guardo las camisetas de carreras y que “no tener qué ponerse” ha dejado de ser una excusa para que ella no corra cuando tiene tiempito. Aparte de verse linda, sé que correr le alegra el día y que cuando le llevo esa chema nueva la motivo un poco más.

A los señores organizadores, bravo por esmerarse en hacer camisetas de calidad. Y a vos, si tenés chemas buenísimas, a veces el mejor recuerdo de la carrera es la medalla, que comprueba que llegaste. Cedé la chema, si no te la vas a poner. Compartís de una manera distinta la delicia de correr.

Escribí esto porque me puse a ordenar el closet y me encontré algunas… sé que hay muchas que se vuelven “consentidas“, pero otras que están nuevas, en perfecto estado, sé con quiénes las puedo compartir. Ahí les dejo la idea.

Advertisements

Comments

  1. Muyyyyyyyyyyyyyyyyy cirto, guardamos tantas camisetas de nuestras carreras que considero un egoismo el no compartirlas con personas que desean hacer ejercicio.

  2. Me encanto la idea!!!…y resulta q mi compañerita de trab q kiere empezar no ha podido porq no tiene ropa.. como tenia alguna aca en mi trabajo, no tan “consentidas” , se las ofreci y encantada me las recibio!!!….muy contentas las dos..quedamos en que algun dia ella compartiria sus camisas para motivar a alguien mas! =)

  3. Wow genial. Me parece un gran gesto.

  4. Yo las comparto con mi mama ..las pido tallas más grande de lo que uso y se las doy a ella que orgullosamente las usa y a toda la gente les cuenta que su hija es maratonista jajajaja :)

  5. Carolina Venegas says:

    Tienes razón…de esta forma motivamos bastante a quienes también comparten esta locura hermosa.. ya tengo en mente a varias personitas especiales!! como no lo pensé antes??? jajajaaja gracias por la idea!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: