Cuánto me sorprendés, New York. Bandera en mano, parte 1


Esta es una ciudad que te atrapa desde antes de llegar; la ansiedad, la expectativa, ir llegando a Manhattan para instalarse en el hotel, es ya una emoción aquí en la panza. Las luces se van acercando, los edificios se agrandan y la lógica dice que uno se sienta pequeño, pero creo que no exagero: New York hace que un corredor común, se sienta enorme.

No importa cuántas veces venga a correr.

Y este año todo fue como una primera vez, y además todo salió mejor de lo que me hubiera imaginado.

Este año mi ciudad favorita comenzó sorprendiéndome con un correo electrónico que decía:

“Usted fue seleccionada para llevar la bandera de su país en la Ceremonia inaugural de la maratón, el viernes 30 de octubre a las 5:30 p.m en Central Park”.

Caí sentada en el sofá. ¡Ni siquiera en la escuela llevé la bandera! Seguro por chiquitita, pero ¡llevar la bandera en New York, antes de la carrera, y en la misma ceremonia en que iban el resto de países! Lloré, no puedo mentir. Me parecía un honor enorme, y así fue. Ya les cuento cómo fue esa Ceremonia.

IMG_3011Si me pongo emotiva con la blusa que elijo para correr, ¡qué tanto pensé qué ponerme para llevar la bandera! Este fue el resultado. No puedo pensar en una frase que hable mejor de nosotros, y así iba enfundada, con la frase de Julio María Sanguinetti.

A los pocos metros los vi, a los ticos. La delegación costarricense para el Parade of Nations estaba llena de caritas conocidas: mis amigos ChiRunners, mis amigos XRunnings, mis amigos Umbali, o sea, siempre bromeamos diciendo lo pequeño que es este país, y bueno, esa representación lo demostraba, todos nos conocíamos ¡estábamos en familia!

12226708_823217399382_1709787532_n(1)

Con Daniel Corrales y Pablo Mena, mis Holistic Runners :)

Me dieron la bandera… y de ahí en adelante me sentí más pequeña de lo que soy. Esos honores se le dan solo a los que corren rápido, a los que saltan alto, a los fuertes, a los mejores. A los atletas de verdad. ¡No lo merezco!  Yo solo he sido maratonista por gusto, y por salvarme. Pero, qué cosa tan deliciosa es abrazar esos tres colores y llamarse abanderado.

Pablito, Daniel, Priscilla, Sigrid, Luis Carlo, ahí nos hicimos un puñito tricolor, ¡y arrancó el desfile!

Nos tomaron muchas fotos, desfilamos y de repente me dijo Pri: “Nela, Nela mire quién está ahí” … Y Pablito también me dijo…  me dí vuelta y detrás de mí, viendo emocionado el desfile, ¡Spike Lee! Y uno qué hace… pues se le acerca y le pide una foto. ¡Spike Lee! el mismísimo, el mismísimo. Dedicado del desfile inaugural.

IMG_3065

Con Spike Lee… dedicado de la Maratón NY 2015

Era la primera de muchas sorpresas. Porque luego los abanderados nos quedábamos en un solo sitio esperando al resto, y yo quedé a la par de la chica de Canadá, y así los vi pasando a todos, ¡ahí pasaron mis amigos Drinking Runners con su bandera española! – cuánto los quiero, lo saben –  y otra sorpresa cuando pasaron los mexicanos,  porque una muchacha muy dulce se me acercó y me dijo “Yo leo tu blog, soy de México”…

Eso por encima de cualquier cosa, me derritió el corazón. ¡No sabés lo que significa eso, Pati!

IMG_3618

Pati y yo :) Viva México Pati

Porque este blog comenzó para darme valor a mí misma, y con el tiempo ha sido mi manera más linda de conocer amigos en todo el mundo, a través de correr.

Pati, ¡aquí está nuestra foto! Para mí vale tanto y más que la de Spike Lee, ¡lo sabés!

Luego pasaron los de la India, con sus trajes llenos de color, coreografías tipo Bollywood… ¡no podríamos superarlos, nunca! Qué maravilla. Casi casi como una inauguración olímpica, así nos sentíamos.

Cuando pasé por la cabina de audio leyeron mi nombre y contaron por qué yo estaba ahí,… escuchar en los altavoces mi nombre, el de mi país, “fulana de tal, esta es su séptima maratón, y esta vez, con un marcapasos…”

Dios mío. No puedo escribirlo sin llorar de nuevo.

Al final entregamos las banderas, y cuando me di cuenta estaba al lado… al lado de… de…

IMG_3060

La más rápida del mundo con la más lenta. Paula Radcliffe y yo.

¡¡PAULA RADCLIFFE!!!!

La mujer más rápida del mundo en maratón, ¡una heroína! Un récord mundial que nos saludaba a todos. Gracias por dejarse tomar esta foto… si ella supiera lo que su sonrisa me dio, y luego… luego,…

¡MEB KEFLEZIGHI! MEB. Era Meb. El hombre sonrisa, el atleta de la actitud positiva.

– “¡Hola Meb, yo soy de Costa Rica!”

– “¡Hey, pura vida!”

“¿Vas a ganar el domingo?” le pregunté…

– “Will you win on Sunday, Meb?”

Y esta fue su respuesta, tan inteligente y prudente:

IMG_3066

¡Meb! Uno de mis corredores favoritos.

“I´m gonna race!” me contestó con esta sonrisa de la foto…

Regresé al hotel pellizcándome.

Viví una maratón de emociones, antes de la misma maratón.

Por eso he tardado en asimilarlo todo. ¡30 de octubre inolvidable, para siempre en Central Park, en mi corazón, en mi vida! Cómo no amar New York. ¡Ya te extraño! ¡Quiero volver siempre, siempre quiero correr mi primera manzana!

¿Y cómo fue el día de la carrera? Trago fuerte para recapitular la séptima y más hermosa de todas… siempre digo lo mismo, pero sí, ¡siempre es la más hermosa si uno es feliz!

Advertisements

Comments

  1. Marcella Roman Lopez says:

    Como diría Sabina: “Cómo van a caber tantos besos en una canción”. Lo mismo pero adaptado a ESO que sentiste en ESA maratón. Vos me entendés. A como lo que sentimos en TAMA. Una cosa así…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: