Un Maratonista en Avenida 7


San José está lleno de sorpresas.

Me llevé una muy agradable cuando encontré, en un parqueo de la Avenida 7, a una leyenda del atletismo.

Resulta que Francisco Herrera también corrió la maratón de Nueva York, y nos pusimos conversar…

– “¡Qué casualidad! Yo también, el año pasado. ¿Y cuándo fue usted, señor?”

– “Ya vengo, ahí tengo el certificado…”

Cuando lo trajo, me quedé asombrada: 

New York City Marathon, 1983.   2 horas 37 minutos 57 segundos.

¡Este es un corredor de los grandes!

Resulta que don Francisco no solo ha corrido esa maratón, sino muchas otras. Su mejor tiempo fue en Chicago 1985  (2 hrs. 23 min). También hizo la Clásica San Juan en 1 hora 1 minuto. Boston, San Silvestre en Brasil.. En fin… ¡entre más conversaba con él, más me sorprendía! También me contó que de no ser por una lesión, estaba listo para representar a Costa Rica, junto a Rafael Ángel Pérez, en los Juegos Olímpicos de Moscú.

Ahora, con 54 años, Francisco solo corre una hora diaria “para mantenerse”, pero cuando le hablé de la posibilidad de unirse un día a los Chi para un fondo, no le pareció mala idea.

Esta es una parte de esa conversación.

Destaco la sugerencia de don Francisco, de hacer torneros de atletismo en el Estadio Nacional para mejorar el nivel de los atletas. Y bueno, si en aquél momento Joan Benoit lo dejó rezagado en NY, que no se asuste si regresa al deporte hoy, porque se va a topar muchísimas mujeres que lo pueden sorprender.

Ojalá se anime un día de estos a hacer un fondo con nosotros. Este señor pertenece a una generación de atletas duros, fuertes, que sin Garmin, ni Gatorade, ni tennis especiales o geles, lograban tiempos increíbles dentro y fuera de Costa Rica. Están hechos de otro material, son… otra élite.