La biblioteca del corredor, parte 3… o ya perdí la cuenta


Uno comienza en este deporte y pasa viendo shorts, medias, tenis, de todo para correr… y en el caso de la lectura, se sigue antojando de más y más libros relacionados con el tema. Yo, cuando me encuentro algo especial, siempre procuro contarles para que vayan haciendo una colección bonita. Además, siento que cada persona tiene una relación tan íntima con correr, que sería digna de un libro. ¡Todos tenemos algo qué contar! A todos nos ha cambiado de alguna manera.

Esta semana quise mostrarles dos libros que me entretienen mucho y que me parecen dignos de estar en su mesita de noche, a la par del Polar y el despertador. Insisto, un buen libro sobre “correr” te inspira unas ganas insoportables de salir espantado a ponerte los tenis. Estos lo logran.

“14 Minutos” Alberto Salazar.

“14 Minutes” Alberto Salazar 

Tal vez al igual que yo, ustedes solamente conocían a Salazar como el excepcional maratonista que ganó el primer lugar en NY  en el 80, el 81 y el 82, así como Boston en el 82 también.

Pero resulta que Salazar fue declarado clínicamente muerto en 2007, luego de un ataque al corazón. Fueron 14 minutos muerto, así de simple. Pero regresó para contarlo.

En este libro uno conoce el entorno familiar de Alberto Salazar,  su lado cubano, sus episodios depresivos y por supuesto, cómo un tipo con su nivel y su rendimiento llega a tener un padecimiento cardiaco. Los temas cardiovasculares son importantísimos para los corredores, y la verdad nos informamos poco, hasta que sucede algo inesperado.

Me ha gustado mucho este libro; en algunas partes lo siento un poquito arrogante, pero bueno, él es Alberto Salazar, es un referente en el atletismo y orgullosamente latino, destacado en Estados Unidos como un corredor excepcional. Además, como él mismo dice, siempre le ha gustado romper récords, y el suyo, de 14 minutos muerto, ha sido uno más. Espero que le sirva a los que se han llevado algún sustillo con temas de salud, porque nadie está exento de vivirlo. Recomendado.

“Running is Flying”. Paul E. Richardson.

 “Running is Flying” de Paul E. Richardson

Uno, si no se toma las cosas con humor, está mal. Eso incluye el deporte. A veces uno tiene ganas de llorar, cuando está entrenando, pero mejor se ríe, hace un chiste y sigue. Por eso me gustó Running is Flying. 

Es el tipo de librito con anécdotas y frases sobre correr que te hace acordarte de cosas, carreras, dolores, chascos o rutinas que viviste corriendo. Son 60 aforismos, meditaciones, como les querás decir, sobre la vida y correr, la vida de los que corren, correr toda una vida… y las ilustraciones del artista Paul Cox, que complementan cada pensamiento.

Estos libros son de lectura rápida y se quedan con uno; son lectura ligera que te recuerda que correr es una metáfora de la vida. Algunas de las frases más vacilonas que encontré – hay muchas, muchas más – son:

“Always thank race volunteers. They could do anything they want to the Gatorade.”

“You can never make up on the downhill what you lose on the climb. But you can always make up a good story on the uphill for why you aren´t  trying harder”

Y mi preferida: “If you want to clear you head, run alone. If you want to be stronger, run in a pack”.

Ambos los podés conseguir en Amazon; o bajarlos en el Kindle.

La explicación del título de este libro es hermosa: si calculás la cantidad de segundos que tenés los pies en la tierra al correr, te das cuenta de que pasás mucho tiempo “en el aire”, y poco tocando tierra. Sí, correr es como volar… seguramente.

Ah. Y esta semana me llegó una notificación de Twitter que me hizo levantar las cejas… “@authorjimlynch is following you”. Se trata de Jim Lynch, corredor y autor de un libro que desde ya hago fila para conseguir: “One foot in front of the other”. Jim ha corrido 87 maratones – sí, 87, no fue un dedazo – y espero poder conversar con él para que me cuente de su libro y sus maratones. ¡Por eso me gusta twitter! Podés conocerlo y saber más de este libro que ya casi estará disponible en este link.

 “If you want to clear you head, run alone. If you want to be stronger, run in a pack”.

“Start spreading the news…” leyendo y cantando para una maratón


Bueno, los 15 kms me dejaron tan motivada, tan feliz, que de inmediato comencé a pensar y a soñar que esta primera maratón podría ser mucho más que sufrimiento o dolor de pantorrillas. : ) Y como me sentí la Mujer Maravilla envuelta en clavo de olor, comencé a leer el domingo en internet todos los artículos posibles acerca de correr, maratones, NY, etc. Por ejemplo, ayer encontré enlaces lindísimos en el NYTimes, entre ellos un recorrido en imágenes de toda la ruta de la maratón. Fue genial encontrar este link, porque así uno se da la idea de por dónde pasa la carrera, qué tan monótono puede ser al inicio el recorrido, cuáles puentes se pasan, etc. Aquí les dejo el link, por si alguien se imagina que uno pasa saludando el Empire State, o algo parecido… nel pastel! Es increíble que el Times lograra meter en poco más de 3 minutos todo lo que uno verá en 42 kms.

http://www.nytimes.com/interactive/2009/10/30/sports/20091101-marathon-timelapse.html?ref=newyorkcitymarathon 

Luego encontré una página buenísima que se llama running.about.com , y de ahí me fui a Amazon a buscar libros sobre correr maratón. No compré ninguno todavía, pero sí encargué una copia del documental Spirit of the Marathon, que narra cómo cinco personas comunes y corrientes deciden correr la maratón de Chicago en el 2005. Este link me lo pasó Alejandro Matamoros, y se lo agradezco porque me atrapó: ojalá llegue rápido mi DVD. Aquí una parte del documental.

Y hoy recogí mi edición de Enero de la revista Running, una revista muy completa con todo lo que le interesa a un corredor experto y a uno novato. Trae una lista de las maratones 2011 que se correrán en Estados Unidos, cada una explicada en detalle. Esto es lo que dice sobre la maratón de Nueva York. Lo traduje para el blog:

“Si uno tiene la oportunidad de correr una sola maratón, tiene que ser Nueva York. Ninguna otra ciudad logra convertir mejor una carrera en un evento. Cada año, dos millones de personas y más de 130 bandas se alinean a lo largo del recorrido para apoyarte (y a otros 43 mil corredores). La atmósfera festiva inicia con fuegos artificiales  en Central Park la noche antes de la carrera, y continúa al día siguiente, al arranque, con  Frank Sinatra cantando“Start spreading the news…” El sonido del gospel se apodera de Brooklyn, y luego los gritos de la gente en First Avenue, y finalmente los “¡choca esos cinco!” de los niños en Harlem. De hecho, los corredores dicen que son los espectadores quienes los llevan durante la carrera, especialmente en las últimas millas de Central Park”.

Con sólo leerlo me emocioné tanto, y aunque esta canción no es mi preferida para pensar en Nueva York… era inevitable… ¡¡¡alguna vez la iba a poner por aquí!!! Frank… ¡you still rule! ; )